Últimas recetas

Fui a un campo de entrenamiento de la CIA para aprender a cocinar pescado

Fui a un campo de entrenamiento de la CIA para aprender a cocinar pescado



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El Instituto Culinario de América (CIA) en Hyde Park, Nueva York, es una de las escuelas culinarias más aclamadas del país. Muchos nombres ahora famosos - Anthony Bourdain, Charlie Palmer, Gato cora, Duff Goldman, Michael Symon, y Grant Achatz, por nombrar algunos, han surgido como jóvenes esperanzados de la escuela y han logrado un gran éxito.

Debido a este pedigrí, aproveché la oportunidad de asistir a la escuela para una clase de “campo de entrenamiento” culinario de dos días que se especializa en mariscos. (Otros dos estudiantes afortunados ganaron sus lugares en un concurso patrocinado por Voss Water en conjunto con The Daily Meal).

El campo de entrenamiento formaba parte de la serie de Programas para entusiastas de la comida, que ofrecen a los aspirantes a cocineros la oportunidad de aprender de la vasta experiencia de la universidad sin obtener un título profesional. Los campamentos de entrenamiento se ofrecen en los campus de la CIA en Nueva York, California y Texas y tienen una duración de dos a cinco días. Cubren una variedad de temas: técnicas básicas de cocina, prácticas de la granja a la mesa, repostería y más, con nuevos temas que se agregan periódicamente y también están disponibles las clases de "lo mejor del campo de entrenamiento".

Antes de que yo fuera el cocinero editor aquí en The Daily Meal, trabajé en cocinas profesionales durante casi 10 años; desde garde manger hasta aplicaciones calientes, pasta y asado, fui subiendo de estación por estación como cocinera de línea y sous chef antes de saltar al mundo de la escritura de alimentos. Sin embargo, en todos mis años de cocina profesional, nunca he asistido a una escuela culinaria ni a una clase de cocina de ningún tipo. Cuando llegué al campus de la CIA en Hyde Park, no tenía ni idea de qué esperar.

Día 1

Después de un agradable viaje en tren a lo largo del río Hudson, mis compañeros y yo fuimos recibidos calurosamente por Lorrie Gierloff, gerente de los programas de entusiastas de la comida de la CIA, quien permaneció con el grupo durante todo el curso, ayudándonos con cualquier pregunta no culinaria que tuviéramos.

Lorrie nos llevó a un salón de clases donde nos dieron abrigos de chef y pantalones a cuadros. un toque doblado, pañuelo para el cuello, una botella de agua de la CIA que cumple con el código de salud, un bolígrafo de la CIA y una carpeta de la CIA llena de recetas que se prepararán, cocinarán y platearán durante las próximas 40 horas. Después de ponernos nuestros uniformes, conocimos a nuestro chef instructor, David Bruno. Después de breves introducciones y una presentación de PowerPoint de 25 minutos sobre diferentes técnicas de cocina, la clase se dividió en cuatro grupos y se dirigió a la cocina.

Nuestra mise en place ya estaba preparado para nosotros: tabla de cortar, cuchillo de chef, cuchillo de pelar, toalla lateral y más, listo para usar. A partir de este punto de la clase, los estudiantes se quedaron sorprendentemente a su suerte; El chef Bruno hizo una demostración de las diferentes técnicas para descomponer el pescado, matando langostas vivas y despellejar un lado de salmón, pero a lo largo de la clase, se esperaba que los estudiantes realizaran tareas básicamente por su cuenta, lo que dejó a algunos estudiantes sintiéndose un poco nerviosos.

Una vez que todos los platos estuvieron cocidos y cubiertos (unos 40 minutos tarde), todos nos sentamos y comimos. La comida se veía hermosa, y fue emocionante saber que los estudiantes habían cocinado una variedad tan impresionante, muchos de los cuales solo unas horas antes nunca habían intentado cocinar algo más complicado que un pastel de cangrejo, y mucho menos algo tan laborioso como bisque de langosta (con caldo de langosta casero) o un pescado entero, frito y crujiente con una salsa agridulce.

Comimos, tomamos una copa de vino y discutimos cada plato plato por plato, determinando qué había sido un éxito y qué podría haber evitado los errores cometidos.

Dia 2

Después de un recorrido por la escuela con Lorrie Gierloff, nos sentamos a almorzar en uno de los restaurantes de la escuela, Bocuse, donde los estudiantes terminan su segundo año trabajando tanto en la parte trasera de la casa (cocinando) como en la parte delantera de la casa (sirviendo).

La comida era decente, muy de lo que cabría esperar en la escuela culinaria: platos clásicos con más enfoque en la técnica que en la innovación, sabrosos pero nada nuevo. Hubo una discusión entre los estudiantes sobre la clase que habíamos tomado el día anterior y las expectativas para la próxima clase de esa tarde. Muchos de los estudiantes del campo de entrenamiento se habían sentido un poco abrumados por la complejidad de las recetas que se esperaba que cocináramos. En su mayoría se habían inscrito con la esperanza de obtener, en dos largos días, una mejor comprensión de las preparaciones sencillas de pescado; en su lugar, se encontraron preparando Paella de Verduras con Salchicha de Mariscos, Filete de Merluza con Curry de Ruibarbo y Coquilles St. Jacques, platos sabrosos que, sin embargo, no eran los platos simples que los cocineros caseros novatos necesariamente querrían preparar para una cena.

El campo de entrenamiento cubre una gran cantidad de material en poco tiempo, lo que tiene sentido; eso es llamado "campo de entrenamiento", después de todo - pero durante la primera sesión, parecía haber muchas miradas nerviosas y vacilaciones, debido principalmente al formato de la clase libre para todos. Se deja que los estudiantes se dividan en grupos y dentro de esos grupos se asignan ellos mismos las recetas que quieren cocinar. Esto está bien para aquellos que saben lo que quieren cocinar y lo que no, pero para cualquiera con poco o ningún conocimiento previo de cocina, puede ser un poco intimidante.

Después del almuerzo, volvimos a la tajadera.

Esta vez, a pesar de cualquier aprensión que sintieron, los estudiantes se movieron con más confianza por la cocina, sabiendo dónde se encontraban ciertas herramientas e ingredientes y trabajando con un sentido de propósito y un aire de disfrute. A diferencia del día anterior, nos sentamos a nuestra cena / crítica a tiempo. La comida se veía excelente y tenía buen sabor (aunque debo admitir que agregué sal a casi todo) y todos se divirtieron mucho charlando, bebiendo vino y reflexionando sobre el hecho de que los últimos dos días habían pasado en un instante.

La naturaleza de cualquier campo de entrenamiento es ser exigente y agotador, tanto física como mentalmente. Aunque la lucha puede parecer muy real en el momento, una vez que la experiencia termina y la misión se completa, la cantidad de conocimiento y nueva comprensión que se ha logrado finalmente se vuelve clara. Es el esfuerzo realizado (que puede parecer tan agotador en el momento) lo que infunde una nueva confianza y fe en uno mismo. En la cocina, es exactamente ese tipo de valentía y valentía lo que puede impulsar tanto a los cocineros caseros como a los profesionales en su búsqueda del conocimiento culinario.

¡Finalmente llegó el momento de la graduación! Fuimos convocados, uno por uno, para recibir un certificado y un aplauso de nuestros compañeros de estudios. Se sintió maravilloso. Habíamos pasado por el campo de entrenamiento en un santiamén y habíamos salido por el otro lado, alegres y con una gran sensación de logro, a pesar de los recelos que algunos habían sentido a mitad del curso.

Todos nos separamos una vez que terminó la cena, y cada estudiante se fue con una caja de deliciosos galletas para llevar a casa, que inhalé en el viaje en tren de regreso a Manhattan esa noche.

Daisy Nichols es la editora de Cook en The Daily Meal. Le encanta hacer pasta, adquirir cucharas Kunz y acurrucarse con su gato Merlín. Puedes seguirla en Instagram @bestbird.


Es & # 8217sFoodTime!

Hoy comenzó temprano después de una noche de 5 horas y no hay tiempo para tomar un café antes de la clase. Está claro que todo el asunto de California de aparecer 10 minutos más o menos después de la hora de inicio programada NO es cómo se hacen las cosas en la CIA. Llegué 3 minutos tarde y fui el último de la clase, ¡nunca hubiera sucedido en una clase de la costa oeste! Dada la situación del café, no puedo recordar mucho de lo que sucedió antes de las 8:15 a.m., cuando la situación de la cafeína finalmente se rectificó.

Pasamos la mañana trabajando en equipo construyendo el almuerzo. A nuestro equipo se le asignó salmón a la parrilla como la proteína principal, mientras que los otros equipos comieron pollo asado, chuletas de cerdo, rosbif y costillas. ¡Los platos sabían muy bien y se veían bien también! La cocina de la CIA tiene grandes parrillas para quemar carnes, y pensé que lo tenía fácil ya que nuestro instructor hizo una demostración de las parrillas con un trozo de salmón. Todo lo que tenía que hacer era copiarlo, ¿verdad? ¡Resulta que esas parrillas son como la superficie del sol en un día caluroso! Como un idiota, puse el pescado aproximadamente a 2/3 del camino de regreso a la parrilla, asegurándome de que tendría que alcanzar el calor volcánico para darle la vuelta al pescado mientras sentía que mi mano comenzaba a cocinarse. También resulta que el salmón se cocina en unos tres minutos cuando está en la superficie del sol, y tuve que girarlo 90 grados para obtener marcas de parrilla y luego darle la vuelta para cocinar por ambos lados. Caos total: manos quemadas, peces rotos y lecciones aprendidas. Para empezar, ¡usa la espátula LARGA!

Después del almuerzo, degustación de vinos (¡Woo-hoo!) Y una descripción general de la economía del servicio de alimentos. Probamos vinos franceses, italianos y estadounidenses, todos con precios al por mayor por debajo de los 20 dólares. ¡No es sorprendente que pensé que el Oregon Pinot Gris y el Napa Zinfandel eran, con mucho, los mejores! Tome nota del Storybook Zin 2005 a $ 20 al por mayor: ¡un gran vino!

También aprendí que la industria de servicios de alimentos de los Estados Unidos (restaurantes, etc.) genera $ 500 mil millones de ingresos cada año. ¿Y adivina qué? ¡McDonalds tiene la mayor participación con un 5%! Uno de los segmentos de más rápido crecimiento son los restaurantes de servicio completo con menús amplios y de gran volumen como Applebee's, Olive Garden y Outback Steakhouse. ¡La buena mesa representa solo el 0,6% del mercado! También obtuvimos algunos consejos sobre marketing. Por ejemplo, el "salmón orgánico escocés" es en realidad salmón de cultivo atlántico. Bastante hábil ...

Otro dato: Starbucks y Subway son pioneros en el uso de una nueva tecnología de cocción que les permite servir comida caliente sin instalar una cocina completa ni contratar cocineros. Están utilizando un nuevo "superhorno" que combina métodos de cocción por microondas, convección e impacto de aire (chorros de aire caliente). Estos hornos pueden calentar y cocinar alimentos literalmente en una fracción del tiempo en comparación con un horno de calor radiante tradicional.

Los estudiantes de la CIA no solo pasan varios años aprendiendo los entresijos de la cocina, sino que también necesitan aprender economía y marketing. Por ejemplo, se espera que los estudiantes comprendan la relación económica entre el número de clientes, la complejidad del menú, el tamaño del personal y los precios del menú requeridos para administrar un restaurante rentable. ¡He llegado a la conclusión de que administrar un restaurante es mucho más difícil de lo que parece! Incluso los gustos cambiantes de los consumidores se están reflejando en el campus, con los restaurantes franceses y contemporáneos de la CIA planeados para ser eliminados y reemplazados por restaurantes de temática asiática y latina.

Por fin, el día está llegando a su fin ... un expreso para animarse, algo de tiempo en la tienda de souvenirs y una cena competente y sin incidentes en St. Andrew's Café en el campus, ¡y es un broche de oro! (Por cierto, para la cena, opté por una sopa de champiñones muy fina y otra ronda de salmón que, esta vez, ¡no me obligó a combatir el fuego!)


Es & # 8217sFoodTime!

Hoy comenzó temprano después de una noche de 5 horas y no hay tiempo para tomar un café antes de la clase. Está claro que todo el asunto de California de aparecer 10 minutos más o menos después de la hora de inicio programada NO es cómo se hacen las cosas en la CIA. Llegué 3 minutos tarde y fui el último de la clase, ¡nunca hubiera sucedido en una clase de la costa oeste! Dada la situación del café, no puedo recordar demasiado de lo que pasó antes de las 8:15 a.m., cuando la situación de la cafeína finalmente se rectificó.

Pasamos la mañana trabajando en equipo construyendo el almuerzo. A nuestro equipo se le asignó salmón a la parrilla como la proteína principal, mientras que los otros equipos comieron pollo asado, chuletas de cerdo, rosbif y costillas. ¡Los platos sabían muy bien y se veían bien también! La cocina de la CIA tiene grandes parrillas para quemar carnes, y pensé que lo tenía fácil ya que nuestro instructor hizo una demostración de las parrillas con un trozo de salmón. Todo lo que tenía que hacer era copiarlo, ¿verdad? ¡Resulta que esas parrillas son como la superficie del sol en un día caluroso! Como un idiota, puse el pescado aproximadamente a 2/3 del camino de regreso a la parrilla, asegurándome de que tendría que alcanzar el calor volcánico para darle la vuelta al pescado mientras sentía que mi mano comenzaba a cocinarse. También resulta que el salmón se cocina en unos tres minutos cuando está en la superficie del sol, y tuve que girarlo 90 grados para obtener marcas de parrilla y luego darle la vuelta para cocinar por ambos lados. Caos total: manos quemadas, peces rotos y lecciones aprendidas. Para empezar, ¡usa la espátula LARGA!

Después del almuerzo, degustación de vinos (¡Woo-hoo!) Y una descripción general de la economía del servicio de alimentos. Degustamos vinos franceses, italianos y estadounidenses, todos con precios al por mayor por debajo de los 20 dólares. ¡No es sorprendente que pensé que el Oregon Pinot Gris y el Napa Zinfandel eran, con mucho, los mejores! Tome nota del Storybook Zin 2005 a $ 20 al por mayor: ¡un gran vino!

También aprendí que la industria de servicios de alimentos de los Estados Unidos (restaurantes, etc.) genera $ 500 mil millones de ingresos cada año. ¿Y adivina qué? ¡McDonalds tiene la mayor participación con un 5%! Uno de los segmentos de más rápido crecimiento son los restaurantes de servicio completo con menús amplios y de gran volumen como Applebee's, Olive Garden y Outback Steakhouse. ¡La buena mesa representa solo el 0,6% del mercado! También obtuvimos algunos consejos sobre marketing. Por ejemplo, el "salmón orgánico escocés" es en realidad salmón de cultivo atlántico. Bastante hábil ...

Otro dato: Starbucks y Subway son pioneros en el uso de una nueva tecnología de cocción que les permite servir comida caliente sin instalar una cocina completa ni contratar cocineros. Están utilizando un nuevo "superhorno" que combina métodos de cocción por microondas, convección e impacto de aire (chorros de aire caliente). Estos hornos pueden calentar y cocinar alimentos literalmente en una fracción del tiempo en comparación con un horno de calor radiante tradicional.

Los estudiantes de la CIA no solo pasan varios años aprendiendo los entresijos de la cocina, sino que también necesitan aprender economía y marketing. Por ejemplo, se espera que los estudiantes comprendan la relación económica entre el número de clientes, la complejidad del menú, el tamaño del personal y los precios del menú requeridos para administrar un restaurante rentable. ¡He llegado a la conclusión de que administrar un restaurante es mucho más difícil de lo que parece! Incluso los gustos cambiantes de los consumidores se están reflejando en el campus, con los restaurantes franceses y contemporáneos de la CIA planeados para ser eliminados y reemplazados por restaurantes de temática asiática y latina.

Por fin, el día está llegando a su fin ... un expreso para animarse, algo de tiempo en la tienda de souvenirs y una cena competente y sin incidentes en St. Andrew's Café en el campus, ¡y es un broche de oro! (Por cierto, para la cena, opté por una sopa de champiñones muy fina y otra ronda de salmón que, esta vez, ¡no me obligó a combatir el fuego!)


Es & # 8217sFoodTime!

Hoy comenzó temprano después de una noche de 5 horas y no hay tiempo para tomar un café antes de la clase. Está claro que todo el asunto de California de aparecer 10 minutos más o menos después de la hora de inicio programada NO es cómo se hacen las cosas en la CIA. Llegué 3 minutos tarde y fui el último de la clase, ¡nunca hubiera sucedido en una clase de la costa oeste! Dada la situación del café, no puedo recordar mucho de lo que sucedió antes de las 8:15 a.m., cuando la situación de la cafeína finalmente se rectificó.

Pasamos la mañana trabajando en equipo construyendo el almuerzo. A nuestro equipo se le asignó salmón a la parrilla como la proteína principal, mientras que los otros equipos comieron pollo asado, chuletas de cerdo, rosbif y costillas cortas. ¡Los platos sabían muy bien y se veían bien también! La cocina de la CIA tiene grandes parrillas para quemar carnes, y pensé que lo tenía fácil ya que nuestro instructor hizo una demostración de las parrillas con un trozo de salmón. Todo lo que tenía que hacer era copiarlo, ¿verdad? ¡Resulta que esas parrillas son como la superficie del sol en un día caluroso! Como un idiota, puse el pescado aproximadamente a 2/3 del camino de regreso a la parrilla, asegurándome de que tendría que alcanzar el calor volcánico para darle la vuelta al pescado mientras sentía que mi mano comenzaba a cocinarse. También resulta que el salmón se cocina en unos tres minutos cuando está en la superficie del sol, y tuve que girarlo 90 grados para obtener marcas de parrilla y luego darle la vuelta para cocinar por ambos lados. Caos total: manos quemadas, peces rotos y lecciones aprendidas. Para empezar, ¡usa la espátula LARGA!

Después del almuerzo, degustación de vinos (¡Woo-hoo!) Y una descripción general de la economía del servicio de alimentos. Degustamos vinos franceses, italianos y estadounidenses, todos con precios al por mayor por debajo de los 20 dólares. ¡No es de extrañar que pensé que el Oregon Pinot Gris y el Napa Zinfandel eran, con mucho, los mejores! Tome nota del Storybook Zin 2005 a $ 20 al por mayor: ¡un gran vino!

También aprendí que la industria de servicios de alimentos de EE. UU. (Restaurantes, etc.) genera $ 500 mil millones de ingresos cada año. ¿Y adivina qué? ¡McDonalds tiene la mayor participación con un 5%! Uno de los segmentos de más rápido crecimiento son los restaurantes de servicio completo con menús amplios y de gran volumen como Applebee's, Olive Garden y Outback Steakhouse. ¡La buena mesa representa solo el 0,6% del mercado! También obtuvimos algunos consejos sobre marketing. Por ejemplo, el "salmón orgánico escocés" es en realidad salmón de cultivo atlántico. Bastante hábil ...

Otro dato: Starbucks y Subway son pioneros en el uso de una nueva tecnología de cocción que les permite servir comida caliente sin instalar una cocina completa ni contratar cocineros. Están utilizando un nuevo "superhorno" que combina métodos de cocción por microondas, convección e impacto de aire (chorros de aire caliente). Estos hornos pueden calentar y cocinar alimentos literalmente en una fracción del tiempo en comparación con un horno de calor radiante tradicional.

Los estudiantes de la CIA no solo pasan varios años aprendiendo los entresijos de la cocina, sino que también necesitan aprender economía y marketing. Por ejemplo, se espera que los estudiantes comprendan la relación económica entre el número de clientes, la complejidad del menú, el tamaño del personal y los precios del menú requeridos para administrar un restaurante rentable. ¡He llegado a la conclusión de que administrar un restaurante es mucho más difícil de lo que parece! Incluso los gustos cambiantes de los consumidores se están reflejando en el campus, con los restaurantes franceses y contemporáneos de la CIA planeados para ser eliminados y reemplazados por restaurantes de temática asiática y latina.

Por fin, el día está llegando a su fin ... un expreso para animarse, algo de tiempo en la tienda de souvenirs y una cena competente y sin incidentes en St. Andrew's Café en el campus, ¡y es un broche de oro! (Por cierto, para la cena, opté por una sopa de champiñones muy fina y otra ronda de salmón que, esta vez, ¡no me obligó a combatir el fuego!)


Es & # 8217sFoodTime!

Hoy comenzó temprano después de una noche de 5 horas y no hay tiempo para tomar un café antes de la clase. Está claro que todo el asunto de California de aparecer 10 minutos más o menos después de la hora de inicio programada NO es cómo se hacen las cosas en la CIA. Llegué 3 minutos tarde y fui el último de la clase, ¡nunca hubiera sucedido en una clase de la costa oeste! Dada la situación del café, no puedo recordar demasiado de lo que pasó antes de las 8:15 a.m., cuando la situación de la cafeína finalmente se rectificó.

Pasamos la mañana trabajando en equipo construyendo el almuerzo. A nuestro equipo se le asignó salmón a la parrilla como la proteína principal, mientras que los otros equipos comieron pollo asado, chuletas de cerdo, rosbif y costillas. ¡Los platos sabían muy bien y se veían bien también! La cocina de la CIA tiene grandes parrillas para quemar carnes, y pensé que lo tenía fácil ya que nuestro instructor hizo una demostración de las parrillas con un trozo de salmón. Todo lo que tenía que hacer era copiarlo, ¿verdad? ¡Resulta que esas parrillas son como la superficie del sol en un día caluroso! Como un idiota, puse el pescado aproximadamente a 2/3 del camino de regreso a la parrilla, asegurándome de tener que alcanzar el calor volcánico para darle la vuelta al pescado mientras siento que mi mano comienza a cocinarse. También resulta que el salmón se cocina en unos tres minutos cuando está en la superficie del sol, y tuve que girarlo 90 grados para obtener marcas de parrilla y luego darle la vuelta para cocinar por ambos lados. Caos total: manos quemadas, peces rotos y lecciones aprendidas. Para empezar, ¡usa la espátula LARGA!

Después del almuerzo, degustación de vinos (¡Woo-hoo!) Y una descripción general de la economía del servicio de alimentos. Probamos vinos franceses, italianos y estadounidenses, todos con precios al por mayor por debajo de los 20 dólares. ¡No es de extrañar que pensé que el Oregon Pinot Gris y el Napa Zinfandel eran, con mucho, los mejores! Tome nota del Storybook Zin 2005 a $ 20 al por mayor: ¡un gran vino!

También aprendí que la industria de servicios de alimentos de los Estados Unidos (restaurantes, etc.) genera $ 500 mil millones de ingresos cada año. ¿Y adivina qué? ¡McDonalds tiene la mayor participación con un 5%! Uno de los segmentos de más rápido crecimiento son los restaurantes de servicio completo con menús amplios y de gran volumen como Applebee's, Olive Garden y Outback Steakhouse. ¡La buena mesa representa solo el 0,6% del mercado! También obtuvimos algunos consejos sobre marketing. Por ejemplo, el "salmón orgánico escocés" es en realidad salmón de cultivo atlántico. Bastante hábil ...

Otro dato: Starbucks y Subway son pioneros en el uso de una nueva tecnología de cocción que les permite servir comida caliente sin instalar una cocina completa ni contratar cocineros. Están utilizando un nuevo "superhorno" que combina métodos de cocción por microondas, convección e impacto de aire (chorros de aire caliente). Estos hornos pueden calentar y cocinar alimentos literalmente en una fracción del tiempo en comparación con un horno de calor radiante tradicional.

Los estudiantes de la CIA no solo pasan varios años aprendiendo los entresijos de la cocina, sino que también necesitan aprender economía y marketing. Por ejemplo, se espera que los estudiantes comprendan la relación económica entre el número de clientes, la complejidad del menú, el tamaño del personal y los precios del menú requeridos para administrar un restaurante rentable. ¡He llegado a la conclusión de que administrar un restaurante es mucho más difícil de lo que parece! Incluso los gustos cambiantes de los consumidores se están reflejando en el campus, con los restaurantes franceses y contemporáneos de la CIA planeados para ser eliminados y reemplazados por restaurantes de temática asiática y latina.

Por fin, el día está llegando a su fin ... un expreso para animarse, algo de tiempo en la tienda de souvenirs y una cena competente y sin incidentes en St. Andrew's Café en el campus, ¡y es un broche de oro! (Por cierto, para la cena, opté por una sopa de champiñones muy fina y otra ronda de salmón que, esta vez, ¡no me obligó a combatir el fuego!)


Es & # 8217sFoodTime!

Hoy comenzó temprano después de una noche de 5 horas y no hubo tiempo para tomar un café antes de la clase. Está claro que todo el asunto de California de aparecer 10 minutos más o menos después de la hora de inicio programada NO es cómo se hacen las cosas en la CIA. Llegué 3 minutos tarde y fui el último de la clase, ¡nunca hubiera sucedido en una clase de la costa oeste! Dada la situación del café, no puedo recordar demasiado de lo que pasó antes de las 8:15 a.m., cuando la situación de la cafeína finalmente se rectificó.

Pasamos la mañana trabajando en equipo construyendo el almuerzo. A nuestro equipo se le asignó salmón a la parrilla como la proteína principal, mientras que los otros equipos comieron pollo asado, chuletas de cerdo, rosbif y costillas. ¡Los platos sabían muy bien y se veían bien también! La cocina de la CIA tiene grandes parrillas para quemar carnes, y pensé que lo tenía fácil ya que nuestro instructor hizo una demostración de las parrillas con un trozo de salmón. Todo lo que tenía que hacer era copiarlo, ¿verdad? ¡Resulta que esas parrillas son como la superficie del sol en un día caluroso! Como un idiota, puse el pescado aproximadamente a 2/3 del camino de regreso a la parrilla, asegurándome de que tendría que alcanzar el calor volcánico para darle la vuelta al pescado mientras sentía que mi mano comenzaba a cocinarse. También resulta que el salmón se cocina en unos tres minutos cuando está en la superficie del sol, y tuve que girarlo 90 grados para obtener marcas de parrilla y luego darle la vuelta para cocinar por ambos lados. Caos total: manos quemadas, peces rotos y lecciones aprendidas. Para empezar, ¡usa la espátula LARGA!

Después del almuerzo, degustación de vinos (¡Woo-hoo!) Y una descripción general de la economía del servicio de alimentos. Probamos vinos franceses, italianos y estadounidenses, todos con precios al por mayor por debajo de los 20 dólares. ¡No es de extrañar que pensé que el Oregon Pinot Gris y el Napa Zinfandel eran, con mucho, los mejores! Tome nota del Storybook Zin 2005 a $ 20 al por mayor: ¡un gran vino!

También aprendí que la industria de servicios de alimentos de EE. UU. (Restaurantes, etc.) genera $ 500 mil millones de ingresos cada año. ¿Y adivina qué? ¡McDonalds tiene la mayor participación con un 5%! Uno de los segmentos de más rápido crecimiento son los restaurantes de servicio completo con menús amplios y de gran volumen como Applebee's, Olive Garden y Outback Steakhouse. ¡La buena mesa representa solo el 0,6% del mercado! También obtuvimos algunos consejos sobre marketing. Por ejemplo, el "salmón orgánico escocés" es en realidad salmón de cultivo atlántico. Bastante hábil ...

Otro dato: Starbucks y Subway son pioneros en el uso de una nueva tecnología de cocción que les permite servir comida caliente sin instalar una cocina completa ni contratar cocineros. Están utilizando un nuevo "superhorno" que combina métodos de cocción por microondas, convección e impacto de aire (chorros de aire caliente). Estos hornos pueden calentar y cocinar alimentos literalmente en una fracción del tiempo en comparación con un horno de calor radiante tradicional.

Los estudiantes de la CIA no solo pasan varios años aprendiendo los entresijos de la cocina, sino que también necesitan aprender economía y marketing. Por ejemplo, se espera que los estudiantes comprendan la relación económica entre el número de clientes, la complejidad del menú, el tamaño del personal y los precios del menú requeridos para administrar un restaurante rentable. ¡He llegado a la conclusión de que administrar un restaurante es mucho más difícil de lo que parece! Incluso los gustos cambiantes de los consumidores se están reflejando en el campus, con los restaurantes franceses y contemporáneos de la CIA planeados para ser eliminados y reemplazados por restaurantes de temática asiática y latina.

Por fin, el día está llegando a su fin ... un expreso para animarse, algo de tiempo en la tienda de souvenirs y una cena competente y sin incidentes en St. Andrew's Café en el campus, ¡y es un broche de oro! (Por cierto, para la cena, opté por una sopa de champiñones muy fina y otra ronda de salmón que, esta vez, ¡no me obligó a combatir el fuego!)


Es & # 8217sFoodTime!

Hoy comenzó temprano después de una noche de 5 horas y no hay tiempo para tomar un café antes de la clase. Está claro que todo el asunto de California de aparecer 10 minutos más o menos después de la hora de inicio programada NO es cómo se hacen las cosas en la CIA. Llegué 3 minutos tarde y fui el último de la clase, ¡nunca hubiera sucedido en una clase de la costa oeste! Dada la situación del café, no puedo recordar demasiado de lo que pasó antes de las 8:15 a.m., cuando la situación de la cafeína finalmente se rectificó.

Pasamos la mañana trabajando en equipo construyendo el almuerzo. A nuestro equipo se le asignó salmón a la parrilla como la proteína principal, mientras que los otros equipos comieron pollo asado, chuletas de cerdo, rosbif y costillas. ¡Los platos sabían muy bien y se veían bien también! La cocina de la CIA tiene grandes parrillas para quemar carnes, y pensé que lo tenía fácil ya que nuestro instructor hizo una demostración de las parrillas con un trozo de salmón. Todo lo que tenía que hacer era copiarlo, ¿verdad? ¡Resulta que esas parrillas son como la superficie del sol en un día caluroso! Como un idiota, puse el pescado aproximadamente a 2/3 del camino de regreso a la parrilla, asegurándome de que tendría que alcanzar el calor volcánico para darle la vuelta al pescado mientras sentía que mi mano comenzaba a cocinarse. También resulta que el salmón se cocina en unos tres minutos cuando está en la superficie del sol, y tuve que girarlo 90 grados para obtener marcas de parrilla y luego darle la vuelta para cocinar por ambos lados. Caos total: manos quemadas, peces rotos y lecciones aprendidas. Para empezar, ¡usa la espátula LARGA!

Después del almuerzo, degustación de vinos (¡Woo-hoo!) Y una descripción general de la economía del servicio de alimentos. Probamos vinos franceses, italianos y estadounidenses, todos con precios al por mayor por debajo de los 20 dólares. ¡No es sorprendente que pensé que el Oregon Pinot Gris y el Napa Zinfandel eran, con mucho, los mejores! Tome nota del Storybook Zin 2005 a $ 20 al por mayor: ¡un gran vino!

También aprendí que la industria de servicios de alimentos de los Estados Unidos (restaurantes, etc.) genera $ 500 mil millones de ingresos cada año. ¿Y adivina qué? ¡McDonalds tiene la mayor participación con un 5%! Uno de los segmentos de más rápido crecimiento son los restaurantes de servicio completo con menús amplios y de gran volumen como Applebee's, Olive Garden y Outback Steakhouse. ¡La buena mesa representa solo el 0,6% del mercado! También obtuvimos algunos consejos sobre marketing. Por ejemplo, el "salmón orgánico escocés" es en realidad salmón de cultivo atlántico. Bastante hábil ...

Otro dato: Starbucks y Subway son pioneros en el uso de una nueva tecnología de cocción que les permite servir comida caliente sin instalar una cocina completa o contratar cocineros. Están utilizando un nuevo "superhorno" que combina métodos de cocción por microondas, convección e impacto de aire (chorros de aire caliente). Estos hornos pueden calentar y cocinar alimentos literalmente en una fracción del tiempo en comparación con un horno de calor radiante tradicional.

Los estudiantes de la CIA no solo pasan varios años aprendiendo los entresijos de la cocina, sino que también necesitan aprender economía y marketing. Por ejemplo, se espera que los estudiantes comprendan la relación económica entre el número de clientes, la complejidad del menú, el tamaño del personal y los precios del menú requeridos para administrar un restaurante rentable. ¡He llegado a la conclusión de que administrar un restaurante es mucho más difícil de lo que parece! Incluso los gustos cambiantes de los consumidores se están reflejando en el campus, con los restaurantes franceses y contemporáneos de la CIA planeados para ser eliminados y reemplazados por restaurantes de temática asiática y latina.

Por fin, el día está llegando a su fin ... un expreso para animarse, algo de tiempo en la tienda de souvenirs y una cena competente y sin incidentes en St. Andrew's Café en el campus, ¡y es un broche de oro! (Por cierto, para la cena, opté por una sopa de champiñones muy fina y otra ronda de salmón que, esta vez, ¡no me obligó a combatir el fuego!)


Es & # 8217sFoodTime!

Hoy comenzó temprano después de una noche de 5 horas y no hubo tiempo para tomar un café antes de la clase. Está claro que todo el asunto de California de aparecer 10 minutos más o menos después de la hora de inicio programada NO es cómo se hacen las cosas en la CIA. Llegué 3 minutos tarde y fui el último de la clase, ¡nunca hubiera sucedido en una clase de la costa oeste! Dada la situación del café, no puedo recordar mucho de lo que sucedió antes de las 8:15 a.m., cuando la situación de la cafeína finalmente se rectificó.

Pasamos la mañana trabajando en equipo construyendo el almuerzo. A nuestro equipo se le asignó salmón a la parrilla como la proteína principal, mientras que los otros equipos comieron pollo asado, chuletas de cerdo, rosbif y costillas cortas. ¡Los platos sabían muy bien y se veían bien también! La cocina de la CIA tiene grandes parrillas para quemar carnes, y pensé que lo tenía fácil ya que nuestro instructor hizo una demostración de las parrillas con un trozo de salmón. Todo lo que tenía que hacer era copiarlo, ¿verdad? ¡Resulta que esas parrillas son como la superficie del sol en un día caluroso! Como un idiota, puse el pescado aproximadamente a 2/3 del camino de regreso a la parrilla, asegurándome de tener que alcanzar el calor volcánico para darle la vuelta al pescado mientras siento que mi mano comienza a cocinarse. También resulta que el salmón se cocina en unos tres minutos cuando está en la superficie del sol, y tuve que girarlo 90 grados para obtener marcas de parrilla y luego darle la vuelta para cocinar por ambos lados. Caos total: manos quemadas, peces rotos y lecciones aprendidas. Para empezar, ¡usa la espátula LARGA!

After lunch, wine tasting (Woo-hoo!) and an overview of food service economics. We tasted French, Italian and US wines, all with wholesale prices under $20. Not surprisingly, I thought the Oregon Pinot Gris and the Napa Zinfandel were by far the best! Make a note of the 2005 Storybook Zin at $20 wholesale – a great wine!

I also learned that the US food service industry (restaurants, etc.) generate $500 Billion of revenue each year. ¿Y adivina qué? McDonalds has the largest share at 5%! One of the fastest growing segments are full service restaurants with wide menus and high volume like Applebee’s, Olive Garden and Outback Steakhouse. Fine dining accounts for only 0.6% of the market! We also got some pointers on marketing. For example, ‘Scottish Organic Salmon’ is actually plain old atlantic farmed salmon! Pretty slick…

One other tidbit: Starbucks and Subway are pioneering using new cooking technology that allows them to serve hot food without installing a full kitchen or hiring cooks. They are using a new “super-oven” that combines microwave, convection and air impingement (jets of hot air) cooking methods. These ovens can heat and cooks foods in literally a fraction of the time compared to a traditional radiant heat oven.

Not only do CIA students spend several years learning the ins & outs of cooking, they also need to learn economics and marketing. For example, students are expected to understand the economic relationship between the number of customers, the complexity of the menu, the size of staff, and required menu prices in order to run a profitable restaurant. I’ve concluded that running a restaurant is way harder than it looks! Even the changing tastes of consumers are being reflected on campus, with the French and contemporary restaurants at the CIA planned to be phased out and replaced with Asian and Latin themed restaurants.

At last, the day is drawing to a close … an espresso to get perked up, some time in the souvenir shop, and a competent and uneventful dinner at St. Andrew’s Café on campus and it’s a wrap! (By the way – for dinner, I opted for a very fine mushroom soup and another round of salmon that, this time, didn’t require me to fight fire.!)


It’sFoodTime!

Today started early after a 5 hour night and no time for coffee before class. It’s clear that the whole California thing of showing up 10 minutes or so after the scheduled start time is NOT how things are done at the CIA. I was 3 minutes late and was the last one in the class – would never have happened at a west coast class! Given the coffee situation, I can’t remember too much of anything that happened before 8:15 AM, when the caffeine situation was finally rectified.

We spent the morning working as teams building lunch. Our team was assigned grilled salmon as the main protein, while the other teams had roast chicken, pork chops, roast beef, and short ribs. The dishes tasted great and looked good too! The CIA kitchen has big grills for charring meats, and I thought I had it easy since our instructor demoed the grills with a chunk of salmon. All I needed to do was copy him, right? It turns out that those grills are like the surface of the sun on a hot day! Like an idiot, I put the fish about 2/3 of the way back on the grill, ensuring I would have to reach over the volcanic heat to turn the fish while feeling my hand begin to cook. It also turns out that salmon cooks in about three minutes when its on the surface of the sun, and I had to turn it 90 degrees to get grill marks and then turn it over to cook both sides. Total chaos – scorched hands, broken fish, and lessons learned. For starters, use the LONG spatula!

After lunch, wine tasting (Woo-hoo!) and an overview of food service economics. We tasted French, Italian and US wines, all with wholesale prices under $20. Not surprisingly, I thought the Oregon Pinot Gris and the Napa Zinfandel were by far the best! Make a note of the 2005 Storybook Zin at $20 wholesale – a great wine!

I also learned that the US food service industry (restaurants, etc.) generate $500 Billion of revenue each year. ¿Y adivina qué? McDonalds has the largest share at 5%! One of the fastest growing segments are full service restaurants with wide menus and high volume like Applebee’s, Olive Garden and Outback Steakhouse. Fine dining accounts for only 0.6% of the market! We also got some pointers on marketing. For example, ‘Scottish Organic Salmon’ is actually plain old atlantic farmed salmon! Pretty slick…

One other tidbit: Starbucks and Subway are pioneering using new cooking technology that allows them to serve hot food without installing a full kitchen or hiring cooks. They are using a new “super-oven” that combines microwave, convection and air impingement (jets of hot air) cooking methods. These ovens can heat and cooks foods in literally a fraction of the time compared to a traditional radiant heat oven.

Not only do CIA students spend several years learning the ins & outs of cooking, they also need to learn economics and marketing. For example, students are expected to understand the economic relationship between the number of customers, the complexity of the menu, the size of staff, and required menu prices in order to run a profitable restaurant. I’ve concluded that running a restaurant is way harder than it looks! Even the changing tastes of consumers are being reflected on campus, with the French and contemporary restaurants at the CIA planned to be phased out and replaced with Asian and Latin themed restaurants.

At last, the day is drawing to a close … an espresso to get perked up, some time in the souvenir shop, and a competent and uneventful dinner at St. Andrew’s Café on campus and it’s a wrap! (By the way – for dinner, I opted for a very fine mushroom soup and another round of salmon that, this time, didn’t require me to fight fire.!)


It’sFoodTime!

Today started early after a 5 hour night and no time for coffee before class. It’s clear that the whole California thing of showing up 10 minutes or so after the scheduled start time is NOT how things are done at the CIA. I was 3 minutes late and was the last one in the class – would never have happened at a west coast class! Given the coffee situation, I can’t remember too much of anything that happened before 8:15 AM, when the caffeine situation was finally rectified.

We spent the morning working as teams building lunch. Our team was assigned grilled salmon as the main protein, while the other teams had roast chicken, pork chops, roast beef, and short ribs. The dishes tasted great and looked good too! The CIA kitchen has big grills for charring meats, and I thought I had it easy since our instructor demoed the grills with a chunk of salmon. All I needed to do was copy him, right? It turns out that those grills are like the surface of the sun on a hot day! Like an idiot, I put the fish about 2/3 of the way back on the grill, ensuring I would have to reach over the volcanic heat to turn the fish while feeling my hand begin to cook. It also turns out that salmon cooks in about three minutes when its on the surface of the sun, and I had to turn it 90 degrees to get grill marks and then turn it over to cook both sides. Total chaos – scorched hands, broken fish, and lessons learned. For starters, use the LONG spatula!

After lunch, wine tasting (Woo-hoo!) and an overview of food service economics. We tasted French, Italian and US wines, all with wholesale prices under $20. Not surprisingly, I thought the Oregon Pinot Gris and the Napa Zinfandel were by far the best! Make a note of the 2005 Storybook Zin at $20 wholesale – a great wine!

I also learned that the US food service industry (restaurants, etc.) generate $500 Billion of revenue each year. ¿Y adivina qué? McDonalds has the largest share at 5%! One of the fastest growing segments are full service restaurants with wide menus and high volume like Applebee’s, Olive Garden and Outback Steakhouse. Fine dining accounts for only 0.6% of the market! We also got some pointers on marketing. For example, ‘Scottish Organic Salmon’ is actually plain old atlantic farmed salmon! Pretty slick…

One other tidbit: Starbucks and Subway are pioneering using new cooking technology that allows them to serve hot food without installing a full kitchen or hiring cooks. They are using a new “super-oven” that combines microwave, convection and air impingement (jets of hot air) cooking methods. These ovens can heat and cooks foods in literally a fraction of the time compared to a traditional radiant heat oven.

Not only do CIA students spend several years learning the ins & outs of cooking, they also need to learn economics and marketing. For example, students are expected to understand the economic relationship between the number of customers, the complexity of the menu, the size of staff, and required menu prices in order to run a profitable restaurant. I’ve concluded that running a restaurant is way harder than it looks! Even the changing tastes of consumers are being reflected on campus, with the French and contemporary restaurants at the CIA planned to be phased out and replaced with Asian and Latin themed restaurants.

At last, the day is drawing to a close … an espresso to get perked up, some time in the souvenir shop, and a competent and uneventful dinner at St. Andrew’s Café on campus and it’s a wrap! (By the way – for dinner, I opted for a very fine mushroom soup and another round of salmon that, this time, didn’t require me to fight fire.!)


It’sFoodTime!

Today started early after a 5 hour night and no time for coffee before class. It’s clear that the whole California thing of showing up 10 minutes or so after the scheduled start time is NOT how things are done at the CIA. I was 3 minutes late and was the last one in the class – would never have happened at a west coast class! Given the coffee situation, I can’t remember too much of anything that happened before 8:15 AM, when the caffeine situation was finally rectified.

We spent the morning working as teams building lunch. Our team was assigned grilled salmon as the main protein, while the other teams had roast chicken, pork chops, roast beef, and short ribs. The dishes tasted great and looked good too! The CIA kitchen has big grills for charring meats, and I thought I had it easy since our instructor demoed the grills with a chunk of salmon. All I needed to do was copy him, right? It turns out that those grills are like the surface of the sun on a hot day! Like an idiot, I put the fish about 2/3 of the way back on the grill, ensuring I would have to reach over the volcanic heat to turn the fish while feeling my hand begin to cook. It also turns out that salmon cooks in about three minutes when its on the surface of the sun, and I had to turn it 90 degrees to get grill marks and then turn it over to cook both sides. Total chaos – scorched hands, broken fish, and lessons learned. For starters, use the LONG spatula!

After lunch, wine tasting (Woo-hoo!) and an overview of food service economics. We tasted French, Italian and US wines, all with wholesale prices under $20. Not surprisingly, I thought the Oregon Pinot Gris and the Napa Zinfandel were by far the best! Make a note of the 2005 Storybook Zin at $20 wholesale – a great wine!

I also learned that the US food service industry (restaurants, etc.) generate $500 Billion of revenue each year. ¿Y adivina qué? McDonalds has the largest share at 5%! One of the fastest growing segments are full service restaurants with wide menus and high volume like Applebee’s, Olive Garden and Outback Steakhouse. Fine dining accounts for only 0.6% of the market! We also got some pointers on marketing. For example, ‘Scottish Organic Salmon’ is actually plain old atlantic farmed salmon! Pretty slick…

One other tidbit: Starbucks and Subway are pioneering using new cooking technology that allows them to serve hot food without installing a full kitchen or hiring cooks. They are using a new “super-oven” that combines microwave, convection and air impingement (jets of hot air) cooking methods. These ovens can heat and cooks foods in literally a fraction of the time compared to a traditional radiant heat oven.

Not only do CIA students spend several years learning the ins & outs of cooking, they also need to learn economics and marketing. For example, students are expected to understand the economic relationship between the number of customers, the complexity of the menu, the size of staff, and required menu prices in order to run a profitable restaurant. I’ve concluded that running a restaurant is way harder than it looks! Even the changing tastes of consumers are being reflected on campus, with the French and contemporary restaurants at the CIA planned to be phased out and replaced with Asian and Latin themed restaurants.

At last, the day is drawing to a close … an espresso to get perked up, some time in the souvenir shop, and a competent and uneventful dinner at St. Andrew’s Café on campus and it’s a wrap! (By the way – for dinner, I opted for a very fine mushroom soup and another round of salmon that, this time, didn’t require me to fight fire.!)


Ver el vídeo: Today Aug. 6, 2021: Chinese Bombers fire on US Aircraft Carrier in South China Sea (Agosto 2022).